jueves, 13 de marzo de 2014

DESCUBRE EL TIPO DE LECTOR QUE LLEVAS DENTRO


Nuestra primera entrada en este blog en el mes de marzo ha sido para hablar de la novela El lector, pero te has  preguntado alguna vez ¿ qué tipo de lector  eres? La revista The Atlantis ha elaborado una guía diagnóstico para ayudarnos a descubrir el tipo de lector que llevamos dentro. 

 

 
El lector promiscuo: empieza un libro y no duda en abandonarlo por otro. Así es su dieta lectora. No puede evitarlo. Le gusta demasiado leer y no sabe decir que no.



El lector ocupado I: amante de los libros, entra a una librería y no puede evitar comprar varios ejemplares. Luego llega a casa y los coloca en una estantería o en la mesita de noche como si fueran una obra de arte. Pero está muy ocupado y tarda meses, años incluso, en abrir los libros y leerlos. Cuando lo hace, lamenta haber tardado tanto en leer esa maravillosa pieza literaria.
 El lector ocupado II: no le gusta leer, compra los libros para presumir.



 El librófilo: más que leer, le gustan los libros. Los viejos, por su olor, sus arrugas y sus páginas amarillentas, y los nuevos, por su olor, su frescura y su disponibilidad.


 

 El lector somnoliento: sólo tiene tiempo de leer cuando acaba el día, en la cama. Está comodísimo y el libro es fantástico, pero no consigue mantener los ojos abiertos y se despierta a las tres de la mañana para cerrar el libro y apagar la luz.






 El lector aniquilador: siente pasión por los libros, los lleva a todas partes y, por eso, toda su biblioteca está formada por libros con las hojas sueltas, las cubiertas rotas y las páginas amarillentes. Quiere tanto a sus libros que ni se da cuenta de que les hace daño.






El multi-tarea: lee varios libros a la vez, confunde tramas y personajes, pero siempre los termina.

 
El lector cronológico: lento y constante. Se compra un libro, lo lee y vuelve a la librería a por otro. Es la antítesis del lector promiscuo. Sólo abandona un libro sin terminar de leerlo si tiene una razón de peso y ni con esas se libra de los remordimientos de conciencia.






El lector cascarrabias: voraz a la par que exigente. Nunca deja un libro a la mitad aunque no le guste nada y opine que el autor no sabe juntar dos frases seguidas con sentido. Suele lanzar el libro contra la pared.




 El anti-lector: nunca lee libros porque son demasiado largos.




El espíritu libre: dícese de un adulto que lee literatura para jóvenes o de un niño que lee libros para adultos. Antaño esto era causa de sonrojo, pero ya no. La sociedad ha aceptado a estos espíritus libres que nunca han hecho caso de las estrictas categorías del mercado editorial.



Posiblemente te veas reflejado en alguno de ellos o por el contrario opinas que esta lista está incompleta o eres una mezcla de varios. Participa en este blog y haz tu comentario.

Fuente: http://blogs.elpais.com/papeles-perdidos/2012/09/que-tipo-de-lector-eres.html

jueves, 6 de marzo de 2014

MES DE FEBRERO CON " EL LECTOR "


En el mes de febrero el club de lectura adulto de la Biblioteca de Baena ha compartido esta novela, convertida en un best-seller internacional, traducida a 30 idiomas y llevada al cine en el año 2008.


 Relata la amistad que mantiene Michael, un adolescente de quince años, con una trabajadora de tranvía de 36 , Hanna Schmitz. Esta relación se centra en un primer momento en el ámbito sexual y  termina afianzándose a través del ejercicio de la lectura. De forma inesperada Hanna desaparece sin dejar ni rastro. Siete años después, como estudiante de Derecho, Michael acude al denominado "proceso de Auschwitz" , en el que cinco mujeres son acusadas como criminales de guerra nazis y descubre que una de ellas es Hanna.

El escritor  utiliza una historia de amor para hablarnos del Holocausto y sus consecuencias morales para futuras generaciones de alemanes.

 Analizamos la perspectiva sociológica de la novela e  invitamos a Manuel Piedrahita ( periodista baenense corresponsal en Bon en el año 1974 ) para que nos mostrara como vivieron las futuras generaciones de alemanes ese pasado cruel del nacionalsocialismo, sin haberlo vivido directamente.

video 


 Bernard Shlink que además de escritor es abogado y jurista nos muestra en esta novela los juicios que se llevaron a cabo contra el exterminio nazi, durante la época de los 60  en Alemania. Intenta exhibir una visión distinta que va más allá de los culpables o no culpables, con  la figura del verdugo, encarnada en este caso en una mujer . La presenta como una profesión normal exponiendo  las diferentes causas que le han llevado a ejercer esta profesión atroz. Hanna no actuaba por un motivo concreto sino simplemente llevaba a cabo su trabajo, sabía que estaba obrando irresponsablemente pero los beneficios eran más importantes que su propia ética.

" yo lo realicé porque me había sido ordenado y no se me hubiera ocurrido la idea de no obedecer a mis superiores ".


" Tampoco los verdugos odian a los condenados a muerte y sin embargo los ejecutan...A las personas que ejecutan, le son completamente indiferentes. Tan indiferentes que les da lo mismo matarlas que no matarlas ".


La historia de Hanna es la de numerosas mujeres activistas en el nacionalsocialismo cuya escasa formación y una buena remuneración económica suponía un aliciente para el desempeño de trabajos para el Régimen.

 A esta novela breve y de fácil estructura, llena de diálogos directos que invitan a la reflexión,  no le faltaron canditos para su adaptación cinematográfica y será  el mismo autor de la novela quien participará activamente junto con David Hare en adaptar el guión y llevar bajo la dirección de Stephen Daldry esta obra a la gran pantalla. La protagonizará Kate Winset,en el papel de Hanna, con el que ganaría en el año 2008 el oscar a la mejor actriz principal.




 Schlink  ha recreado la historia de la guardiana del Tercer Reich Hermine Ryan-Braunsteiner conocida como " la yegua de Majdanek " ( calificativo que procedía por la costumbre de golpear a sus víctimas con botas metálicas ) que al igual que Hanna, llega a ser juzgada ( tras su identificación en EEUU ) en el año 1964. El juicio de Hermine se celebró, junto con otras acusadas y su figura se caracteriza por un
 "enmudecimiento absoluto". Será acusada de conducir a la muerte en Majdanek a más de 250.000 personas especialmente niños.  Su marido americano desconocía el pasado de su esposa al igual que sus vecinos, la mayoría exiliados polacos de la Alemania nazi, todos coincidieron en calificarla como una mujer amable y amiga de los animales.Tras quince años en prisión, a los 67 años se traslada  con su esposo a Alemania.

Un paralelismo histórico y literario con diferente desenlace, pero con una gran similitud contextual y narrativa,  que el autor relata desde el recuerdo de un hombre cuya vida se verá marcado por el encuentro con una mujer.

"Quería comprender y al mismo tiempo condenar el crimen de Hanna. Pero su crimen era demasiado terrible. Quería tener sitio en mi interior para ambas cosas : la comprensión y la condena. Pero las dos cosas al mismo tiempo no podía ser "


Pusimos sobre la mesa preguntas y cuestiones no fáciles de responder hoy en día tales como:  la culpa individual , la colectiva, el perdón... y las palabras del propio autor : " para juzgar de forma correcta hay que hacerlo con perspectiva de hoy ".


Fuente documental: dspace.usc.es/bitstream/10347/5769/1/pg_391-403_moenia10.pdf